martes, 18 de noviembre de 2014

Triángulos de pasta filo con espinacas y queso feta

Hoy os traigo un aperitivo riquísimo, fácil de hacer y que os servirá como canapé o entrante para deleitar a vuestros invitados o simplemente para disfrutarlo con vuestra familia...¿¿Os apetece descubrirlo conmigo??

Haremos unos triángulos con pasta filo rellenos con espinacas y un delicioso queso feta o si queréis un queso de cabra que también le queda de maravilla.
Entonces podéis decir que hoy nuestro destino es Grecia, tierra de sabores y aromas exquisitos. Aún recuerdo un maravilloso viaje hace ya un tiempecito por las islas griegas...ais qué tiempos aquellos jejeje allí mi marido aprendió a base de bien que cenar 3 veces no es lo que se dice la mejor idea del mundo ji ji.En fin nuestro entrante combina de maravilla el queso feta, la menta y las espinacas para dar lugar a un aperitivo de calidad, así que manos a la obra...


Acompañados de una rica ensalada de couscous y verduras, estos triángulos quedan divinos!!! Aquí os dejo con la receta inspirada en el blog"délices orient".
Ingredientes:
9 Hojas de pasta filo
50 g de mantequilla fundida
300 g de espinacas frescas
1 cebolla grande
200 g de queso feta
2 cucharadas de perejil fresco picado
2 cucharaditas de menta seca
Pimienta negra, pimentón dulce
1 cucharada de aceite de oliva
Para decorar: semillas de sésamo
Preparación:
1. Lavamos las espinacas y las escurrimos. Las ponemos en una sartén y las hacemos sudar unos minutos y luego las dejamos escurrir muy bien en un colador.
Así se quedan después de unos minutos en la sartén.
Dejamos escurrir las espinacas en un colador
2. Cortamos la cebolla muy finita y la pochamos en una sartén con una cucharada de aceite de oliva.
3. En un bol, ponemos las espinancas bien escurridas, la cebolla pochadita, la pimienta, el pimentón, el perejil, la menta y el queso feta partido en trocitos (no hace falta poner sal ya que el feta es bastante salado). Reservamos.
4. Ahora procedemos a formar los triángulos. Superponemos 3 hojas de pasta filo y pincelamos con mantequilla fundida. Cortamos bandas de unos 10 cm de ancho y ponemos una cucharada de relleno en la parte inferior de cada banda.
Pincelamos con mantequilla fundida las bandas de pasta filo
5. Formamos un triángulo doblando de derecha a izquierda y de izquierda a derecha. Para evitar que se nos abran, sellamos cada triángulo con una mezcla de harina y agua (una cucharada de harina+2 cucharadas de agua)

Ahora sellamos con la mezcla de harina+agua para evitar que se abran al hornearlos


6. Ponemos nuestros triángulos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Pincelamos muy ligeramente con mantequilla fundida. Espolvoreamos con unas semillas de sésamo.
Horneamos a 180ºC durante 15 min o hasta que estén doraditos.
A comerlos bien calentitos y como os he dicho, los podéis acompañar con una ensalada fresca de couscous, tomates, pimientos, limón..... ¡¡Una delicia!!

¡¡No dejéis de probarlos, están riquísimos!!

3 comentarios:

  1. Que buena pinta tienen!!! Me quedo por aquí, te sigo. Un abrazo!!! ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Muchísimas gracias por tu comentario!! Bienvenida a mi blog y espero que todas las recetas que pondré en el futuro te gusten también.
    ¡¡Un abrazo muy fuerte!!

    ResponderEliminar
  3. Una pasta muy socorrida, que admite muchos ingredientes, me encanta las espinacas y el queso claro. Pues no tengo feta, pero el resto de ingredientes y requeson si. Ya tengo la cena.
    Besos

    ResponderEliminar

¡ Mil gracias por tomarte la molestia en dejar un comentario ! no te imaginas la ilusión que me hace.