sábado, 13 de diciembre de 2014

Dulces árabes con pasta filo y crema de sémola وربات

Esta receta va para todos los amantes de los dulces árabes, la técnica es super sencilla y no necesitáis ningún ingrediente raro.
Se trata de unos dulces de pasta filo rellenos con una deliciosa crema de sémola de trigo y luego se bañan con un almíbar perfumado con agua de azahar y la guinda del pastel, unos pistachos verdes por arriba.
 Estos dulces se llaman en árabe "Warbat"وربات y los descubrí gracias a mi amiga Mai jejej que momentos más agradables pasamos las dos hablando de comida y pastelitos .....

Y ahora os dejo con la receta y me podéis consultar si tenéis la menor duda y seguro que obtendréis unos dulces árabes de lo más auténtico!!
Ingredientes:
1 paquete de pasta filo
100 g de mantequilla fundida
Almíbar: (podéis utilizar el vaso de la medida que queráis pero tiene que ser el mismo para medir el azúcar y el agua)
1 vaso mediano de agua
1 vaso mediano de azúcar
Unas gotitas de zumo de limón
Una cucharada de agua de azahar
Relleno: crema de sémola de trigo
140 g sémola de trigo de tamaño mediano
400 ml leche entera
200 ml de nata líquida para montar de 35% materia grasa
Para decorar:
Pistachos verdes sin sal
Preparación:
Primero empezamos preparando el almíbar ya que se tiene que enfriar.
Almíbar de limón y agua de azahar:
1. En un cazo, ponemos el agua y el azúcar a fuego medio y los dejamos hasta que lleguen a ebullición.
2. Añadimos el zumo de limón y el agua de azahar y dejamos a fuego suave durante unos cinco minutos más.
3. Retiramos del fuego y reservamos. Lo utilizaremos cuando esté ya frío.

Crema de sémola:
1. En un cazo, ponemos la sémola de tamaño mediano y le echamos la lecha y la nata. Removemos muy bien con una cuchara de madera.
2. Llevamos a fuego medio y removemos a menudo para que no se pegue la sémola al fondo.
3. Retiramos del fuego cuando obtengamos una textura bien espesa. Dejamos enfriar antes de rellenar las hojas de pasta filo.
Formar los "warbat":
1. Superponemos cuatro o cinco hojas de pasta filo, cortamos bandas de unos 10 cm de ancho. Untamos cada banda con mantequilla fundida.

2. Doblamos como para formar un triángulo.
3. Cortamos con un cuchillo bien afilado o un corta pizzas.


4. Abrimos nuestro triángulo y metemos una cucharada y media de la crema de sémola preparada anteriormente en el centro.
5. Cerramos de nuevo y apretamos bien para que no salga el relleno al hornear.

6. Colocamos nuestros triángulos en una bandeja de horno. Hay que colocarlos pegados entre si para que no les salga el relleno. Volvemos a untarlos ligeramente con mantequilla fundida.
7. Horneamos a 180ºC hasta que queden bien dorados. Recién sacados del horno y todavía muy calientes, les echamos el almíbar de limón y agua de azahar preparado anteriormente  ya frío.
Dejamos que los "warbat" absorben bien el almíbar y los presentamos decorados con los pistachos verdes finamente picados.
Ya tenemos nuestros dulces listos, a degustar con una buena taza de té. ¿¿Fácil no??
¡¡Animaos ya que son una verdadera delicia!!


¡¡Hasta muy pronto!!

4 comentarios:

  1. Ya te la he copiado yo soy una seguidora de la comida árabe y su exquisita repostería......Gracias por tu estupenda receta.Besitos y hasta pronto

    ResponderEliminar
  2. Hola!...me gusta mucho esta receta, y las fotos estan muuy tentadoras. Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Buscando recetas de dulces árabes he llegado a tu blog. Y vaya maravilla!!!!
    Tengo una duda, quisiera saber con cuánta antelación se pueden preparar estos pastelitos. No sé si quedarán igual de buenos si los hago un día o dos antes de consumirlos.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar

¡ Mil gracias por tomarte la molestia en dejar un comentario ! no te imaginas la ilusión que me hace.