jueves, 18 de diciembre de 2014

Tarta selva negra;black forest cake

Hoy os enseño la tarta que hice para mi cumpleaños.... la verdad que ya han pasado unos meses pero bueno como siempre pasa, haces algo, sacas fotos y allí se quedan pero menos mal que me he acordado de esta deliciosa tarta que sirve para todo tipo de ocasiones...

La selva negra es un clásico de la repostería alemana. Esta tarta se compone de unas planchas de bizcocho de chocolate embebidas de almíbar , lleva cerezas y va cubierta de una crema chantilly y virutas de chocolate. Yo traigo hoy una versión que además de la composición clásica lleva una finita mousse de chocolate. ¡¡Queda rica os lo prometo!!
Lo bueno de esta tarta es que nos sale con un tamaño familiar así que la considero  perfecta para cumpleaños, fiestas o cualquier ocasión especial .... y porque no para navidad también ya que cuando está bien fría resulta un bocado nada pesado, eso sí tiene que estar bien bien fría de hecho gana mucho después de 48 horas....Así que no tenéis ninguna excusa, la podéis hacer con antelación y tenerla en la nevera esperando para ser devorada jejeje
Así que sin más os dejo con la receta ¡¡y no dejéis de prepararla!!!
Hice la tarta en un aro de pastelería cuadrado de 23 cm. Algunas ideas están inspiradas en la receta de la selva negra del libro"cocina a mi manera" de thermomix.
Ingredientes:
Bizcocho de cacao: Para 3 planchas
6 huevos L a temperatura ambiente
130 g de harina de trigo
70 g de maizena
190 g de azúcar
Una cucharadita de azúcar vainillado
Una cucharadita de levadura química
4 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
Una pizca de sal
Capa de cerezas:
Un bote grande de cerezas ácidas en almíbar (680 g) (separaremos las cerezas del líquido)
20 g de maizena
30 g de azúcar glas
Almíbar:
100 g del líquido de cerezas
30 g de azúcar glas
Mousse de chocolate:
200 g de chocolate negro para fundir
Un hoja de gelatina (2g)
2 yemas de huevo L
2 claras de huevo L
Crema chantilly:
400 ml de nata para montar muy fría (35% materia grasa)
60 g de azúcar glas
Para decorar:
Cerezas confitadas
Virutas de chocolate negro
Preparación:
Bizcocho de cacao:
1. Yo hice el bizcocho con la thermomix. Para ello, colocamos la mariposa en el vaso de la thermomix y ponemos los huevos y el azúcar y el azúcar vainillado. Programamos 3 min/50ºC/vel 3,5. Pasado este tiempo, volvemos a programar otros 3 min/vel 3,5 sin temperatura.
2. Añadimos la harina+ la maizena+la levadura+ la sal y el cacao y programamos 10 seg/vel 3.
3. Retiramos la mariposa y terminamos de mezclar con la espátula.
Si no tenéis la thermomix, simplemente tenéis que batir los huevos con los azúcares con una batidora eléctrica de varillas durante al menos 10 minutos. Luego, añadid la harina tamizada+maicena +sal+levadura y el cacao tamizado y mezclad bien con una espátula.
4. Pesamos esta mezcla y la dividimos por 3 partes iguales. Extendemos cada parte en una bandeja de horno tapizada con papel vegetal. Extendemos las capas bien finitas y regulares (la extendemos formando un cuadrado de unos 30 cm aproximadamente).
5. Horneamos cada plancha de bizcocho en un horno precalentado a 180ºC durante unos 10 min.
Una plancha de bizcocho recién sacada del horno.
6. Dejamos enfriar ligeramente antes de desmoldar los bizcochos. Para ello, les damos la vuelta encima de un papel vegetal limpio y retiramos cuidadosamente el papel que tenían los bizcochos debajo. Recortamos los bordes. Dejamos enfriar por completo encima de una rejilla.

Almíbar:
1. Primero ponemos las cerezas ácidas en un colador o el cestillo de la thermomix y debajo ponemos un bol. Las dejamos escurrir muy bien y así tendremos las cerezas de un lado y el líquido de otro. Reservamos.
2. Ahora mezclamos 100 g del líquido que han soltado las cerezas y le añadimos el azúcar glas y mezclamos bien con una varilla o en la thermomix 5 seg/vel 3.
Mousse de chocolate:
1. Primero ponemos la hoja de gelatina en agua fría durante unos minutos para que se hidrate.
2. Montamos las claras a punto de nieve con unas gotitas de zumo de limón.
3. Derretimos el chocolate negro al baño maría.
4. Apartamos del fuego y añadimos la gelatina ablandada y bien escurrida y mezclamos hasta que se derrita completamente.
5. Luego añadimos las yemas de huevo y después las claras montadas a punto de nieve. Mezclamos con suavidad con una espátula de abajo hacia arriba para que no se bajen las claras.
Crema chantilly:
1. Para conseguir una buena crema chantilly, la nata tiene que estar bien fría (la ponemos en la nevera por lo menos durante 24h) y también tanto el bol donde la vamos a montar como las varillas tienen que estar fríos (los ponemos unos 10 min en el congelador).
2. Batimos entonces la nata con las varillas eléctricas. Cuando esté semi montada, le echamos el azúcar glas poco a poco sin parar de batir hasta conseguir una crema bien firme.
Capa de cerezas:
1. En el vaso de la thermomix, ponemos 250 g del líquido de las cerezas y la maizena y programamos 5 min/100ºC/ vel 3.
2. Añadimos el azúcar glas y mezclamos 5 seg/vel 3.
Vertemos esta mezcla en un recipiente y añadimos las cerezas escurridas reservadas anteriormente y mezclamos cuidadosamente.
Si no disponemos de la thermomix, simplemente ponemos el líquido de las cerezas en un cazo junto con la maizena. Mezclamos muy bien y luego llevamos a fuego moderado mezclando unos minutos hasta que se espese la mezcla. Apartamos del fuego y añadimos el azúcar glas. Mezclamos.
Echamos esta mezcla sobre las cerezas reservadas anteriormente.
Montaje:
1. Ponemos nuestro aro de pastelería encima de una bandeja forrada con papel vegetal. Ponemos la primera plancha de cacao. Podéis poner alrededor del molde unas tiras de papel acetato para desmoldar la tarta cpn facilidad ( a mi se me olvidó ponerlo, pero la pude desmoldar sin problemas)
2. Mojamos el bizcocho con el almíbar preparado anteriormente con la ayuda de una brocha. Hay que mojarlo bien para que se quede tierno a la hora de degustar la tarta.

3. Vertemos la mousse de chocolate y la extendemos muy bien.
4. Ponemos la segunda plancha de bizcocho, la empapamos con el almíbar y luego ponemos la capa de cerezas.

5. Luego, ponemos la mitad de la crema chantilly y la extendemos muy bien.
6. Ponemos encima la última capa de bizcocho y la empapamos con el almíbar.
7. Ponemos el resto de la nata montada  y alisamos la superficie con una espátula grande.
8. Cubrimos toda la superficie de la tarta con las virutas de chocolate negro.

Decoramos con unas rosas de nata montada y unas cerezas confitadas ¡¡y a disfrutar!!
 Si sois muchos en la familia, esta tarta es perfecta para vosotros, tamaño XL jejeje....
¡¡Felices fiestas!!










lunes, 15 de diciembre de 2014

Pollo marroquí relleno con fideos chinos y higaditos

Hoy os traigo una receta que en casa gustó muchísimo y pensé en compartirla con vosotros. Es verdad que este blog va dedicado en su mayor parte a las cosas dulces pero oye como siempre dice el agente cruasán: "no sólo del dulce vive el hombre"  gran sabio jejeje...entonces al final siempre terminan cayendo recetas saladas pero ricas eso si jejej

Este pollo se rellena con fideos chinos finos, higaditos y muchas especias y se hornea para dar lugar a un plato marroquí exquisito.... y os lo propongo también para estas fechas navideñas ya que con el adobo y el relleno este podéis cambiar las recetas que preparáis cada año....
Así que vamos a despedir este año y recibir el nuevo con aromas y sabores distintos.... nuevo año, nuevos sabores y por supuesto nueva vida....
Ahora vamos con la receta y espero que la probéis hacer porque queda exquisita. Aquí, he utilizado un pollo de tamaño mediano ( 1 kg y poco) pero claro podéis utilizar uno más grande o varios pequeños por supuesto!!
Ingredientes:
Un pollo de unos 1,2 kg
El adobo "charmoula" del pollo:

La pulpa de medio limón confitado en sal o "hamad mreked" (los limones confitados se pueden hacer en casa o comprarlo en tiendas de productos marroquíes)
Unas hebras de azafrán puro
6 dientes de ajo
Un buen manojo de perejil picado
Un poco de smen (mantequilla rancia también se vende en tiendas de productos marroquíes) o simplemente mantequilla ablandada
Medio vaso de aceite (mezcla de aceite de oliva y aceite de girasol)
Medio vaso de agua
Sal
Especias: jengibre+ pimienta negra+ cúrcuma+ "mrouzia de pollo" : se trata de una mezcla de especias para aromatizar el pollo y son: pimienta blanca+ estrella de anís+cardamomo+ pimienta de Jamaica+macis o cáscara de nuez moscada.
El relleno:

200 g de higaditos de pollo
Una cebolla picada finamente
150 g de fideos chinos
4 ajos machacados
Medio limón confitado en sal picado muy finito
Aceitunas verdes cortadas muy finitas
Perejil y cilantro picados
Especias: jengibre molido, pimienta negra, pimentón dulce, cúrcuma, sal
Aceite de oliva, hrissa (salsa marroquí picante hecha a base de pimientos).
El sofrito del pollo:
Una cebolla grande picada finamente
Unos palos de canela
Una hoja de laurel
Aceite de oliva
Más especias al gusto (podemos añadir más "mrouzia de pollo")
Agua suficiente para cocinar el pollo
Para dorar el pollo en el horno:
2 cucharadas de mantequilla ablandada
2 cucharadas de mostaza
Un cubo de sabor pollo
Nota:No he dado cantidades exactas tanto de las especias como de otros ingredientes ya que lo hago a ojo y también porque va al gusto de cada uno.
Preparación:
Adobo del pollo:
Haremos el adobo del pollo el día anterior y dejamos el pollo en la nevera con todas les especias tapado hasta el día siguiente para que coja bien todos los sabores.
1. En un bol grande, metemos la pupla del limón confitado en sal+ unas pocas hebras de azafrán+ los dientes de ajo picados+ el perejil bien picadito+ la mantequilla rancia (smen) o simplemente mantequilla+ aceite de girasol+aceite de oliva+ todas las especias+ el agua y mezclamos muy bien hasta que se integren todos los ingredientes.

2.Embadurnamos bien todo el pollo con este adobo y lo metemos también debajo de la piel para que coja todo el sabor. Guardamos el pollo tapado en la nevera hasta el día siguiente.

El relleno:
1. Primero, ponemos los fideos chinos en un bol grande y les echamos agua hirviendo encima para que se ablanden (el agua tiene que cubrir los fideos). Los dejamos unos minutos en este agua y después los escurrimos muy bien y los cortamos con un cuchillo o unas tijeras.
2. En otro bol, ponemos los higaditos cortados en daditos (después de lavarlos y escurrirlos)+aceitunas verdes finamente cortadas+ajos picados+perejil y cilantro picados+hrissa+ el limón confitado finamente picado+los fideos chinos cortados+sal+pimienta+cúrcuma. Podemos añadir más especias como las utilizadas para el adobo si queremos.

3. Mezclamos todos estos ingredientes muy bien y rellenamos el pollo. Cerramos con unos palillos y luego atamos los muslos con un hilo alimentario para que no se escape el relleno al cocinar el pollo.


Cocinar el pollo:
1. En una olla, ponemos el pollo y le echamos agua (el agua tiene que cubrir el pollo sólo hasta la mitad). 
2. Añadimos los palos de canela y la hoja de laurel. Primero, ponemos el pollo posicionado de lado y luego cuando empiece el agua a hervir, le damos vueltas por todas  partes y después lo pinchamos con un palo de brocheta para que le entre bien la cocción. Lo dejamos durante unos 15 min.

3. Pasado este tiempo, añadimos la cebolla cortada finita y el aceite de oliva (3 hasta 4 cucharadas). Tapamos el pollo y lo dejamos a fuego suave durante una hora más.
Pasado este tiempo, nos aseguramos que el pollo esté hecho pinchándolo. Si está hecho, lo sacamos de la olla y lo dejamos enfriar un poco. Guardamos la salsa de cocción del pollo. Doramos el pollo en el horno.
Dorar el pollo en el horno:
1. Ponemos el pollo en una bandeja de horno y lo untamos con esta mezcla: 2 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente+ dos cucharadas de mostaza+ un cubito de sabor en migas.
2. Horneamos a 180ºC durante unos 15 min hasta que se dore el pollo y tenga ese toque crujiente delicioso.
El pollo se presenta con la salsa reservada anteriormente (la salsa donde cocimos el pollo), unas rodajas de limón confitado en sal. Yo lo acompañe también con unas patatas fritas en forma de rosa y unos crujientes de hoja brick rellenos con el mismo relleno del pollo. ¡¡Ya tenemos un plato completo y porque no puede formar parte de una cena festiva!!!
¡¡Beseha w raha!! Que aprovechen y hasta muy pronto!!
















sábado, 13 de diciembre de 2014

Dulces árabes con pasta filo y crema de sémola وربات

Esta receta va para todos los amantes de los dulces árabes, la técnica es super sencilla y no necesitáis ningún ingrediente raro.
Se trata de unos dulces de pasta filo rellenos con una deliciosa crema de sémola de trigo y luego se bañan con un almíbar perfumado con agua de azahar y la guinda del pastel, unos pistachos verdes por arriba.
 Estos dulces se llaman en árabe "Warbat"وربات y los descubrí gracias a mi amiga Mai jejej que momentos más agradables pasamos las dos hablando de comida y pastelitos .....
Y ahora os dejo con la receta y me podéis consultar si tenéis la menor duda y seguro que obtendréis unos dulces árabes de lo más auténtico!!
Ingredientes:
1 paquete de pasta filo
100 g de mantequilla fundida
Almíbar: (podéis utilizar el vaso de la medida que queráis pero tiene que ser el mismo para medir el azúcar y el agua)
1 vaso mediano de agua
1 vaso mediano de azúcar
Unas gotitas de zumo de limón
Una cucharada de agua de azahar
Relleno: crema de sémola de trigo
140 g sémola de trigo de tamaño mediano
400 ml leche entera
200 ml de nata líquida para montar de 35% materia grasa
Para decorar:
Pistachos verdes sin sal
Preparación:
Primero empezamos preparando el almíbar ya que se tiene que enfriar.
Almíbar de limón y agua de azahar:
1. En un cazo, ponemos el agua y el azúcar a fuego medio y los dejamos hasta que lleguen a ebullición.
2. Añadimos el zumo de limón y el agua de azahar y dejamos a fuego suave durante unos cinco minutos más.
3. Retiramos del fuego y reservamos. Lo utilizaremos cuando esté ya frío.

Crema de sémola:
1. En un cazo, ponemos la sémola de tamaño mediano y le echamos la lecha y la nata. Removemos muy bien con una cuchara de madera.
2. Llevamos a fuego medio y removemos a menudo para que no se pegue la sémola al fondo.
3. Retiramos del fuego cuando obtengamos una textura bien espesa. Dejamos enfriar antes de rellenar las hojas de pasta filo.
Formar los "warbat":
1. Superponemos cuatro o cinco hojas de pasta filo, cortamos bandas de unos 10 cm de ancho. Untamos cada banda con mantequilla fundida.

2. Doblamos como para formar un triángulo.
3. Cortamos con un cuchillo bien afilado o un corta pizzas.


4. Abrimos nuestro triángulo y metemos una cucharada y media de la crema de sémola preparada anteriormente en el centro.
5. Cerramos de nuevo y apretamos bien para que no salga el relleno al hornear.

6. Colocamos nuestros triángulos en una bandeja de horno. Hay que colocarlos pegados entre si para que no les salga el relleno. Volvemos a untarlos ligeramente con mantequilla fundida.
7. Horneamos a 180ºC hasta que queden bien dorados. Recién sacados del horno y todavía muy calientes, les echamos el almíbar de limón y agua de azahar preparado anteriormente  ya frío.
Dejamos que los "warbat" absorben bien el almíbar y los presentamos decorados con los pistachos verdes finamente picados.
Ya tenemos nuestros dulces listos, a degustar con una buena taza de té. ¿¿Fácil no??
¡¡Animaos ya que son una verdadera delicia!!


¡¡Hasta muy pronto!!