miércoles, 29 de mayo de 2013

Briwat de almendras (unos pastelitos marroquíes por excelencia)

Esta receta va por vosotros: para los curiosos que os encanta probar y descubrir cosas nuevas, para los amantes de la pastelería oriental y que vais buscando recetas de este estilo en un intento de hacer algo similar a lo que comisteis en otros país, para los viajeros que por muchos motivos no podéis viajar y preferís traer los sabores exóticos a vuestra cocina, para vosotros los del paladar fino y muy exigente. A todos vosotros, os dedico esta receta.
Los briwat son unos deliciosos pastelitos hechos con hoja brick y rellenos con una masa suave de almendras aromatizada con canela y agua de azahar y todo bañado en miel y decorado con semillas de sésamo. Una delicia para el paladar!!
Y ahora os dejo con la receta de estos pastelitos.
Ingredientes:
Un paquete de hoja brick
Medio vaso pequeño de mantequilla fundida para pincelar las hojas
Una yema de huevo para sellar los briwat
Aceite para freír los pasteles
Miel para bañar los briwat
Relleno:
500 g de almendras peladas
Leche condensada suficiente para obtener una masa
Media cucharadita de canela molida
Un chorrito de agua de azahar
Para decorar:
Semillas de sésamo o incluso cubitos de almendras
Preparación:
1. Primero, empezamos por el relleno. Freímos las almendras peladas en aceite caliente hasta que queden doraditas. Dejamos enfriar las almendras y luego las picamos (las podéis moler completamente o picarlas pero dejando unos trocitos pequeños, eso va al gusto). Después, ponemos las almendras picadas en un bol y les vamos añadiendo la leche condensada (poco a poco) hasta conseguir una masa homogénea.
2. Formamos unas bolitas a partir de esta masa.
3. Ahora preparamos las hojas brick: cogemos una hoja brick y la cortamos en tiras o bandas largas. Cogemos una tira , la pincelamos con la mantequilla fundida y depositamos una bolita de masa de almendras en la parte superior.
4. Aplastamos un poco la bolita y procedemos a hacer el triángulo doblando alternadamente a derecha e izquierda.
5. Para evitar que el relleno se escape por los bordes, sellamos el extremo del pastelito con yema de huevo o con una mezcla de harina y agua (1 cucharada de harina mezclada con 3 de agua).

6. Y ahora ya tenemos nuestros briwat listos para freír.
7. Ahora freímos los pastelitos en abundante aceite caliente hasta que se doren por los dos lados.
8. En una cazuela, templamos miel (no debe estar muy caliente, sólo tibia). Cuando estén los pastelitos dorados, los sacamos de la sartén y los sumergimos directamente en la miel tibia.
9. Después los ponemos en un colador para que caiga el exceso de miel y espolvoreamos con las semillas de sésamo.
Y por fin tenemos nuestros briwat listos. Esta es una versión de la manera de hacerlos porque tradicionalmente la masa de almendras se hace con almendras y azúcar pero la combinación de almendras y leche condensada también resulta deliciosa!!
Y por supuesto se sirven con un buen té con menta!!







2 comentarios:

  1. Riquísimos, estos si que los hemos comido pero haciéndolos tú seguro que están aún más ricos todavía. Mua, mua requetemua.

    ResponderEliminar
  2. Hola
    preciosa es una receta maravillosa casi como tu
    Sigue deleitandonos
    con estas recetas maravillosas

    ResponderEliminar

¡ Mil gracias por tomarte la molestia en dejar un comentario ! no te imaginas la ilusión que me hace.