domingo, 3 de febrero de 2013

New york cheesecake ( thermomix)

Después de una larga búsqueda de una receta infalible de la tarta de queso , investigando y rebuscando, he encontrado en los bajos fondos de nueva york una receta sencilla y con ingredientes deliciosos que he adoptado ahora y es la receta que voy a repetir siempre.

Es una receta que he encontrado en el blog de velocidad cuchara y que ahora está dando vueltas en muchos blogs hihi entonces porque no ponerla en el mío también...


Ingredientes:
Para la base:
300 g galletas (yo utilizé las María pero podéis utilizar las que queráis)
80 g de margarina
50 g de cubitos de almendra

Para el relleno:
6 huevos
600 g queso philadelphia ( yo utilizé el de mercadona, sale bueno también)
400 g nata para cocinar (podéis utilizar también yogur cremoso)
200 g leche condensada
50 g de azúcar( si os gustan los postres menos dulces, no pongáis el azúcar, es suficiente con la leche condensada)
1 cucharadita de azúcar vainillada
Ralladura de un limón
Un poco de vainilla en polvo (opcional)

Cobertura:
Mermelada de fresa, arándanos o frambuesa.


Preparación:
1. Base: poner las galletas en el vaso y triturar durante 5 seg, vel 7-9.
Añadir la margarina y las almendras y programar 5 min, 80ºC,vel 3.

2.Forrar toda la base de un molde desmontable con papel albal porque este cheesecake se hace al baño maría y así evitaremos que entre el agua durante la cocción.
Precalentar el horno a 180ºC con una bandeja con agua donde meteremos luego el molde.

3. Verter la mezcla de galletas en el molde y presionar un poco con el cubilete para hacer la base y también las paredes hasta la mitad de la altura del molde. Dejar enfriar en el congelador mientras se prepara el relleno.

4.Relleno: poner los huevos en el vaso y programar 30 seg, vel 5.
Añadir la leche condensada,el azúcar, la nata, la vainilla, la ralladura de limón y por último el queso y programar 30 seg, vel 5.

5. Sacar el molde del congelador y verter el relleno sobre la base.

6. Llevar al horno y cocer durante 45-60 minutos (antes de meter el molde en el horno, tendremos que asegurarnos que el agua del baño maría esté bien caliente). Pasado este tiempo, apagar el horno y dejar el cheesecake reposar durante 1 hora más dentro del horno apagado.

7. Sacarlo, quitar el papel albal y dejarlo enfriar completamente a temperatura ambiente antes de ponerlo en la nevera.

8. Dejarlo toda la noche en la nevera y antes de consumir, decorar con mermelada de vuestra elección o con fruta fresca.




Textura cremosa y sabor suave, probadlo por favor. ¡¡ ESTA MUY BUENO!!

3 comentarios:

  1. Mi pastel favorito.Tan sencillo no puede ser. Le deseo mucho éxito. Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Hmmmm me encanta el cheesecakes al horno muuuy buena

    ResponderEliminar

¡ Mil gracias por tomarte la molestia en dejar un comentario ! no te imaginas la ilusión que me hace.